miércoles, 26 de noviembre de 2008

Celebración del día de la Inmaculada

Se realiza en la Catedral la Misa Pontifical en el Altar Mayor de la Catedral. El mismo día se inicia por la tarde la Octava con el baile ante la Inmaculada Concepción por los seises ataviados con sus trajes que en este caso es de color celeste. Esta octava se realiza durante los 8 días siguientes a la celebración. En Sevilla, la madrugada del 8, se celebra la víspera del día de la Inmaculada desde 1927, año en que un grupo de estudiantes inician la hoy tradición de cantar a la Virgen. Inicialmente era una salve y entrega de flores, hoy día está organizado por el Consejo de Tunas. Ha evolucionado en sus cantos, rondas y participantes que cada vez son más numerosos, agrupados por tunas de las distintas facultades. Todos ellos ataviados con sus capas, banderas, ropas e instrumentos musicales. A partir de las doce de la noche en la plaza de la Inmaculada y presidida por su imagen, construida por suscripción popular en 1918 por Lorenzo Coullard, se reúnen miles de sevillanos y visitantes que acuden a ver y oír el homenaje que cada año hacen los tunos y el pueblo de Sevilla a la Purísima.

1 comentario:

Pepe Luis dijo...

La realidad no es así, la noche de la Inmaculada cantaban no sólo las tunas y de estas no todas.
De la primera de la que se tiene constancia es de la Tuna de Peritos Industriales a mediado de los años 40.